El feedback es un regalo para dar y recibir
Coaching, Distinciones, liderazgo, Organizaciones Diferentes

¿Cómo dar un buen feedback?

El otro día leí unhilo en Twitter que decía algo así como no os riáis de cuando vuestros amigos comienzan proyectos: canales de Youtube, dibujos, etc… El caso es que la mayoría de las respuestas decían que si tu amigo lo hacía mal tenías que decírselo y tal. Lo curioso es que el tweet inicial hablaba de reírse, no de dar tu sincera opinión o feedback. Esto me hace pensar ¿Sabemos dar feedback en las organizaciones o en la vida real? ¿Cómo dar un buen feedback? ¿Cómo recibir feedback? ¿Qué técnicas de feedback podemos utilizar? Analicemos.

¿Cómo se debe dar y recibir feedback?

Trucos para entregar un feedback efectivo

Cuando damos feedback uno de los elementos más importantes que tenemos que tener es la intención de ayuda. El feedback se lo devolvemos a una persona con intención de ayudarle. Lo que haga con él es cosa suya. Como si no lo quisiera, es perfectamente lícito.

El feedback es un regalo y como tal hay que darlo y recibirlo
¿Cómo dar un buen feedback? El feedback es un regalo y como tal hay que darlo y recibirlo. @EstherMamaCoach

El feedback es un regalo y como tal hay que entregarlo y recibirlo. Y como un regalo se puede aceptar (y recibirlo) o rechazar (y no recibirlo). Es decir, si alguien no quiere recibir feedback deberíamos respetar su opinión y guardárnoslo. ¿Es esa tu intención cuando regalas un feedback?

¿Cómo dar un buen feedback? Comentarios positivos y negativos, relevantes y actualizados en el tiempo

Salvo que se trate de un elogio, siempre deberíamos hacer feedback mezclando comentarios positivos y negativos.

Además, es importante que los comentarios sean relevantes (¿Cumple la regla de los tres filtros de Sócrates?) y que además sean actuales. ¡De nada le sirve a una persona que le digas cosas sobre algo que ocurrió hace año! Si era realmente relevante debiste decírselo en el momento, ahora quizás no recuerde los detalles de lo que ocurrió y además, ya es otra persona diferente.

¿Cómo recibir feedback?

Ya sabemos en cierto modo, cómo dar un buen feedback, pero ¿cómo hay que recibir el feedback? ¿Es necesario un estado especial para recibir feedback adecuadamente? Sí, veámoslo a continuación.

Uno de los sitios donde más aprendí a dar y recibir feedback fue estudiando coaching. En las sesiones supervisadas nos daba opinión tanto los profesores con experiencia y autoridad (feedback de arriba abajo) como los propios compañeros (feedback entre pares o entre iguales). Quizás no sea el sitio donde más feedback haya podido dar o recibir, pero sí es el que más consciente he sido de cómo lo hacía. 

Algunos compañeros sentían la necesidad de responder, de justificarse, pero esa no es la manera adecuada de actuar. Sólo era pertinente responder ¡Gracias! De esta forma, nos permitimos asimilar los comentarios así como poder descartarlos si no los considerábamos pertinentes o adecuados. 

¿Estás en esa disposición cuando recibes un feedback? Si la respuesta es sí, ¡enhorabuena! Ya tienes la mitad del trabajo hecho. Si la respuesta es no, también está bien, en muchas ocasiones el ser consciente es lo más difícil y, además, este es un tema que se puede trabajar en un proceso de coaching.

El feedback sandwich

Esta técnica para dar feedback es sencilla, consiste básicamente en rodear los comentarios negativos de comentarios positivos: uno antes que predisponga a la persona que recibe el comentario en una buena actitud y otro después para acabar con un buen sabor de boca.

¿Cuándo usar la técnica del feedback sandwich?

La técnica del feedback sandwich se puede usar siempre y es altamente aconsejable cuando hay poco espacio y hay que ser precisos y efectivos, como en una “review” o una tarjeta de valoración de un evento. Otro caso de uso podría ser el feedback rápido al finalizar una reunión o sesión.

¿Sabes dar y recibir feedback?
@Pixabay

Comunicación Asertiva como técnica de feedback

La comunicación asertiva es la habilidad social que se define como una forma de comunicación alternativa a la comunicación agresiva, a la pasivo o incluso la mezcla de ambas en la comunicación pasivo-agresivo. “Parte de la premisa de que todos tenemos unos derechos asertivos como son los siguientes:

  • Cometer errores y a equivocarnos
  • Aceptar los sentimientos propios o ajenos
  • Tener nuestras propias opiniones, creencias y convencimientos
  • Criticar y protestar por un trato injusto
  • Reprochar el comportamiento de otros
  • Interrumpir y pedir una aclaración
  • Intentar un cambio
  • Pedir ayuda
  • Ignorar a los demás
  • Decir “no”
  • No responsabilizarnos de los problemas de otros
  • Cambiar lo que no nos resulta satisfactorio
  • Responder, o no hacerlo
  • Rechazar peticiones sin sentirse culpable o egoísta
  • No justificarnos ante los demás
  • Cambiar de opinión, idea o línea de acción.
  • Pedir lo que se quiere”

La comunicación No Violenta (CNV)

La Comunicación No Violenta es un recurso de comunicación descrito por Marshall B. Rosenberg en el libro de mismo nombre Comunicación No Violenta. En él reflexiona sobre la comunicación violenta con la metáfora del chacal y la no violenta, más compasiva, con la metáfora de la jirafa, el mamífero terrestre con el corazón más grande. Es una de las técnicas existentes de Comunicación Asertiva que explicamos en el artículo ¿Qué es la Comunicación No Violenta? 

Como comentamos en dicho artículo la CNV nace de la premisa de que las personas somos compasivas por naturaleza y nos influyen las necesidades de las demás personas. ¿Cómo podemos usar la CNV para dar feedback o hacer peticiones? Mediante la estructura: OBSERVACIÓN + SENTIMIENTO + NECESIDAD + PETICIÓN. 

La jirafa es metáfora de la comunicación no violenta
Comunicación Jirafa como modelo de feedback. Imagen de 4144132 en Pixabay

Feedback warp

El feedback wrap es una práctica de retroalimentación constructiva desarrollada por Jurgen Apello para Management 3.0. Busca incentivar la motivación y conducir a una buena acción sin generar malos entendidos. Evoca al warp o rollito de comida y tiene los siguientes ingredientes para dar un feedback constructivo:

  • Contexto: describe el contexto que te lleva a entregar el feedback y que ha podido influir en tu opinión: tu estado de ánimo, tus expectativas y suposiciones…
  • Observaciones: sin juicios, trata de exponer y enumerar lo que observas.
  • Sentimientos: como la comunicación asertiva y la CNV busca empatizar con la otra persona a través de tus sentimientos.
  • Sugerencias: finalmente, acaba con sugerencias personales de mejora, sabiendo la persona receptora puede aceptarlas o no.

Feedforward

Hace algunos años surgió el concepto de Feedforward como técnica de retroalimentación creada por Marshall Goldsmith y Jon Katzenbach y como indica su nombre en inglés consiste en una retroalimentación (feed) hacia adelante (forward), hacia el futuro.

A diferencia del feedback, no trata de aspectos a mejorar porque en el futuro no ha sucedido aún, sino más bien de ideas, oportunidades a aprovechar. “Han desarrollado una nueva tecnología podemos introducirla en nuestro producto”. De esta manera, se evita la posibilidad de juicios y críticas encubiertas, por lo que tiene mejor aceptación que el feedback.

la satisfacción es una de las métricas ágiles
@Pixabay

Para hacer feedforward hay que seguir los siguientes tres pasos:

  1. Enfocarse en el futuro para despertar oportunidades de desarrollo del potencial de la otra persona. Sugerencias e ideas que puedan ayudar a lograr una mejora del desempeño o el comportamiento. Sin presión para que se acepten o no las ideas propuestas.
  2. Escucha activa y empática, registrando y tomando notas, sin evaluarlas. 
  3. La persona que recibe el feedforward determinará qué ideas utiliza y cuales descarta o experimenta para desarrollarlas o evolucionarlas. De esta manera se podrá enfocar en lo que sí se va a realizar.

Analizadas estas estrategias de cómo dar un buen feedback y cómo recibir feedback estamos en condiciones de hacer introspección y pensar si cuando damos nuestra opinión, si cuando estamos damos nuestra opinión, estamos ayudando con nuestra opinión asertiva o en cambio usamos un lenguaje violento. ¿Qué técnica usas o has usado? ¿Quizás el feedback sandwich? ¿O el feedback wrap de management 3.0? ¿Eres más de las personas que miran al futuro y usas el feedforward? ¡Cuéntanoslo en comentarios!

Deja un comentario