Organizaciones Diferentes

¿Te atreves con la transparencia radical en tu empresa?

¿Te acuerdas cuando de pequeños nos decían la fase: “de mayor comerás huevos” o “cuando seas padre, comerás huevos”? Se suele usar esta expresión cuando no queremos que un niño pregunte acerca de un tema que entendemos que no necesita tener más información. La transparencia en la empresa es como en una familia, no queremos que todo el mundo sepa todo, no están preparados. 

Transparencia Radical en la empresa 

Cuando hablamos de transparencia en la empresa, nos referimos a dejar accesible toda  información para todas las personas. Por ejemplo, transparentar los salarios, los beneficios de la empresa o las evaluaciones del desempeño. Un nivel tan alto de transparencia suele dar mucho miedo, ya que creemos que se genera un malestar debido a que la gente no entenderá la información.  

La mayoría de empresas que han apostado por un modelo de transparencia radical han acompañado la medida de cursos y formaciones para entender la información. ¿Qué significa el EBITDA, o el margen? Las personas asumen que, por encima de su salario, hay un margen que sirve para otros gastos indirectos, para pagar estructura o como beneficio para los inversores. 

A veces, la transparencia en la empresa da miedo porque sabemos que es injusto, que hay personas que ganan mucho más que su par y no está motivado. Una vez más, el abusar del proteccionismo no es la manera de tratar como adultos a las personas. Que no se transparenten los salarios no significa que no se vayan a enterar, y siempre es mejor tratarlo de manera abierta, que esperar que la información llegue por una conversación de pasillo. 

book-3531412_1280

La información es poder

Otro de los motivos para no transparentar en la empresa la información es porque la información es poder. Podemos observar cómo la información se diluye desde el comité de dirección hasta el último empleado. De esta manera, el hecho de que tengamos información que otros no tienen nos provee de un status que nos permite mantenernos en la pirámide. 

El hecho de saber algo que los demás no saben, nos permite tomar decisiones más acertadas y erigimos como grandes líderes en nuestra empresa. Todo esto tiene una contrapartida, las personas pueden sentir que las estamos engañando, al no contarles la verdad. Por eso, nunca nos verán como líderes, sino como jefes que dan órdenes que no entienden.

Hablando con un amigo, me contaba que en su organización “agile” casi toda acción que se quería hacer necesitaba la aprobación de un responsable. Las excusas eran varias: así nos coordinamos mejor, evitamos duplicidades, tomamos decisiones alineadas con la empresa… Una persona normal no puede saber que está duplicando un trabajo cuando no sabe lo que están haciendo sus compañeros. 

Sin transparencia en la empresa hay desconfianza

La alternativa a la transparencia en la empresa es la ocultación de la información. El dilema es que, ante falta de información, la gente siempre tiende a pensar mal. Y lo hacemos todos. Dado que no sé lo que ha ocurrido, me voy a poner en el peor de los escenarios. Ya lo decía el dicho: “piensa mal y acertarás”.  Por eso, las empresas que no transparentan no generan confianza y provocan  que el nivel de cabreo de las personas aumente. 

Por ejemplo, seguramente en tu empresa hayas visto que se mandan emails o se hacen eventos en los que se transparenta la información de la compañía. Sin embargo, solo se transmiten las noticias positivas: número de nuevos compañeros, proyectos ganados, o nuevos clientes abiertos. ¿Transparenta tu compañía todas las malas decisiones que ha tomado? 

Un familiar que trabaja en una consultora de software, famosa por su alto nivel de desarrollo ágil, me contaba que todas las semanas transparentan los resultados de la empresa, incluidos proyectos parados o perdidos, es la mejor manera de ser creíble ante tus propios empleados que son los que sacan el trabajo. 

Por ejemplo, un club de fútbol de primera división solicitó un ERTE porque decía que no tenía dinero para pagar los salarios de todo el club debido al Coronavirus. Sin embargo, se generó un gran revuelo porque llevaban varios años vanagloriándose de que había superávit en el club. ¿Cómo es posible que una empresa que tiene superávit ahora no pueda pagar? Quizás nunca fue lo suficientemente transparente y ha perdido credibilidad. 

tomato-383378_1920

La transparencia de la empresa, símbolo de madurez

Quiero dejarte una reflexión, si quieres que las personas que te acompañen en tu empresa luchen por ella, la mejor herramienta es la transparencia. La transparencia permite que las personas entiendan por qué existe la empresa, cómo gana dinero, o por qué ese cliente es tan importante. Practicar la transparencia te permite ser creíble y, cuando hace falta un esfuerzo, seguramente lo haga sin que se lo pidas, si no lo haces, desconfiará y puede que se niegue. 

Durante la crisis del Coronavirus, he visto cómo muchas empresas despedían a compañeros y no lo transparentaban. Esto generaba miedo en el resto, al no entender las decisiones. Los despidos son una acción que ocurre en la empresa y puede no ser negativo; lo malo es ocultarlo para proteger a la gente. Esa falta de transparencia hace mucho daño en tu credibilidad.

Y tú, ¿practicas la transparencia?

Deja un comentario