Agile Mindset, kanban, scrum

El backlog de las opciones

Hay una frase, atribuida a  un poeta británico del siglo XVII Andrew Marwell, que dice “si tuviéramos mundo bastante y tiempo, todo podría conseguirse” ¡Pero no es así! Tenemos normalmente un tiempo limitado, lo que nos obliga a tomar decisiones sobre lo que podemos o no podemos hacer.

Hace unas semanas realicé la Kanban Week con Jerónimo Palacios. Uno de los conceptos que hemos estado estudiando es el concepto de Downstream y Upstream. Downstream se refiere a todo aquello que hacemos desde que recibimos una petición hasta que completamos el servicio a un cliente; mientras que Upstream trata de todo lo que hacemos antes de ejecutar nada, es decir, tener contacto con el mercado y extraer qué es lo que podemos hacer.

market-3466906_640.jpg

El concepto de Upstream me parece muy curioso porque su resultado son opciones para desarrollar por nuestro equipo. El concepto “opción” significa asumir  que no podemos hacerlo todo, tenemos que elegir entre las posibilidades que se nos presentan o que descubrimos. Esto rompe el paradigma tradicional de desarrollo en mentalidad proyecto donde solo hay una opción: hacerlo todo en una fecha concreta.

Una vez más, volvemos a entrar en la mentalidad de producto, donde lo importante es elegir lo mejor para el servicio que estoy prestando. La mentalidad de producto en un Sistema Kanban significa que estoy dando un servicio al mercado y tengo que ir eligiendo qué desarrollo y qué no. Esto supone que, si estamos gestionando un servicio, tenemos que trabajar mucho esas opciones para que, una vez decidido cuáles lanzar, tratemos de maximizar nuestro servicio ¿Nos interesa hacer nuevas features por las que nos pagarán o es mejor una feature que nos aportará una mejora a nuestra capacidad de desarrollar software? ¡Estas son las opciones!

En Scrum el concepto de Upstream existe, solo que no viene explicitado. Scrum le exige al Product Owner que tenga un Product Backlog ordenado y que se entienda para que el Development Team pueda acometer el trabajo. El cómo conseguir esa información es libre, se entiende que se hace con Product Management y gestionando expectativas con los stakeholders.

En un Sistema Kanban, podemos Kanbanizar nuestro Upstream, de manera que tengamos recogidos los pasos y las opciones que estamos trabajando. En ese proceso de Upstream, podemos tomar decisiones de las opciones que queremos estudiar, las que queremos profundizar o las que vamos descartando.

Podríamos pensar que el concepto de Upstream es un waterfall encubierto, ¡nada más lejos de la realidad! En el modelo tradicional, tratamos de definir todo lo que va a ocurrir, no tenemos opciones, tenemos trabajo que queremos ver finalizado y gastamos nuestra energía en clarificarlo para poder estimarlo. Al final, reducimos todo nuestro trabajo a una sola opción: quiero esto en una fecha. ¡No hay alternativas!

En un mundo complejo donde las cosas cambian y no podemos prever lo que va a pasar, tener una sola opción es jugar con una sola bala.

Las empresas digitales han entendido que hay que tener muchas opciones e ir haciendo pequeñas pruebas para decidir que opción es la correcta y ejecutarla. Ese es el motivo por el que productos como Spotify o Amazon están todo el día haciendo micro cambios para analizar qué es lo que realmente quiere el mercado y qué es lo que realmente van a implantar. Recientemente, por ejemplo, hemos visto que LinkedIn ha hecho algunos cambios en su interfaz como, por ejemplo, situar los mensajes arriba a la derecha.

Para hacer un buen trabajo de Upstream, el mejor consejo que se me ocurre es tener contacto directo con los usuarios. Un amigo mío me contó la estrategia que él seguía para montar una startup. Lo primero que hacía era pensar en una idea y sus potenciales clientes. Después los visitaba y les preguntaba, ¿tú pagarías por esta idea? Si la respuesta era positiva, entonces firmaba una alianza con ese cliente y automáticamente desarrollaba la feature.

business-3152586_640

El problema que nos estamos encontrando es que Agile está siendo impulsado por grandes bancos y grandes aseguradoras. En estas empresas, parece que el dinero no sale de ningún sitio. Muchas veces nos da la sensación de que hay un dinero que invertir para que la gente esté ocupada. Este es el concepto principal de proyecto. Estas organizaciones prueban cosas en forma de proyecto y buscando lo que funciona pero sin mucho contacto con el mercado.

Las organizaciones que se están comiendo el mundo digital son aquellas que tienen muy claro que no pueden desarrollar todo porque no tienen dinero para ello. Estudian qué opciones tienen y las analizan para decidir cuál ejecutar: la que creen que tendrá más éxito.

El concepto Upstream ha roto, en parte, las bases que tenía respecto a Agile. Parece que está relacionado con el Sprint 0. Realmente funciona bien porque es la manera de darle a nuestro Sistema Kanban un propósito y darle a la organización una herramienta potente que alinear con su estrategia.

A medida que aprendamos más sobre Kanban y el concepto de Upstream, iremos escribiendo nuevos posts.

Y tú, ¿cómo averiguar lo que realmente quiere tu usuario?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s